Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

jueves, 3 de junio de 2010

SEGUIMIENTO VERTIDO PETROLEO GOLFO MÉXICO-



SEGUIMIENTO VERTIDO PETROLEO GOLFO MÉXICO-
El derrame de petróleo en el Golfo de México se está acercando hacia las playas de arena blanca en Pensacola . El gobernador de Florida en una rueda de prensa dijo que algunas manchas de aceite se divisaron en las últimas horas en el mar a unos 15 km de Pensacola y se espera
que puedan llegar a las costas dentro de las próximas 48 horas. Las manchas de aceite fueron vistas a unos 10 km de la costa de Florida . Según los últimos pronósticos estarían llegando a Florida esta semana, en uno o dos días.. Los materiales que se están acercando están muy mezclados, son bolas o desechos de alquitrán para eso los dispersantes no son efectivos.
Expertos oceanógrafos advirtieron que el empleo de dispersantes en Florida podría tener efectos devastadores para una cadena de corales que corre paralela a los cayos del sur del estado y hasta más alla de Key West (Cayo Hueso), otro punto de enorme valor turístico amenazado por el derrame.
Florida declaró en estado de emergencia a su costa sobre el Golfo de México y a condados del sur, incluido Miami, donde se teme que pueda llegar parte de la marea negra traída por una corriente marina.
Hasta ahora han fracasado todos los intentos de la petrolera BP por contener o detener la devastadora marea negra. Ahora BP planea acoplar un tope de contención sobre el pozo con la esperanza de que la mayor parte del crudo pueda ser conducido a la superficie.
El intento -en el que primero los robots submarinos deben cortar un tubo y colocar luego el dispositivo- inicialmente podría aumentar el flujo y el éxito no está garantizado, ha dicho BP.
La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) advirtió que las previsiones de vientos para finales de esta semana podrían mover el derrame hacia el Mississippi y las costas de Alabama, que han sido menos afectadas que las costas de Louisiana.
La temporada de huracanes han comenzado causando temores de que los fuertes vientos puedan arrojar el derrame a las costas de la nación a un ritmo mayor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada