Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

martes, 20 de julio de 2010

DOSCIENTOS KILÓMETROS DE CRUDO TIÑEN DE NEGRO CHINA






















La marea negra procede del incendio que afectó a dos oleoductos propiedad del gigante estatal China National Petroleum Corp. (CNPC) y el puerto de mercancías Xingang en Dalian, aunque no provocó daños personales.
Según las primeras investigaciones, el pasado viernes se registró una explosión en un oleoducto cercano al puerto, cuyas llamas se propagaron a otra tubería que transcurre paralela a la primera y causaron al menos otras cinco pequeñas detonaciones.El accidente se desencadenó justo después de que abandonase el recinto un petrolero con bandera liberiana y propiedad de una firma singapurense que descargó a través de los mencionados conductos un total de 300.000 toneladas de crudo. Las autoridades chinas han bloqueado el buque para investigarlo.
La mancha ya ha llegado a las costas, aunque sigue lejos de las zonas habitadas, y los biólogos y ecologistas chinos temen que el impacto del crudo se multiplique y sus consecuencias se sufran durante años.
“El petróleo tiene un grosor de hasta un metro en algunas áreas, lo que supone una amenaza terrible para la ecología marina”, declaró al periódico oficial Global Times Bao Jia, doctorado en Estudios Ambientales de la universidad Marítima de Dalian.
China recurrió por primera vez a la biotecnología para contrarrestar el derrame de petróleo.
Unas 23 toneladas de bacterias que procesan el crudo se han vertido en las aguas de la bahía de Dalian por órdenes emitidas el pasado sábado por la Administración de Seguridad Marítima (ASM), dijo Yang Jiesen, responsable de una compañía de biotecnología local.Wu Jin, miembro del Instituto de Microbiología de la Academia China de Ciencias, dijo que las bacterias trabajan de manera continua las 24 horas del día, lo que no hacen los dispersantes que usualmente se emplean.
Agencias de noticias recuerdan que los vertidos de crudo, aunque de volúmenes reducidos, no son raros en uno de los países más contaminados del mundo debido a una veloz industrialización. En mayo pasado un oleoducto de la empresa Sinopec vertió cerca de 250 toneladas de petróleo en la provincia de Shandong, y en enero, una fuga en una instalación de CNPC contaminó varios kilómetros del río Wei, en la provincia de Shaanxi.

Vídeo en el enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada