Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

martes, 19 de abril de 2011

SE DOCUMENTA POR PRIMERA VEZ UN INTERCAMBIO CULTURAL ENTRE LAS BALLENAS JOROBADAS


La evolución de los tipos de canción; cada color corresponde a una en particularCurrent Biology/Wired


Un estudio de la Universidad de Queensland en Australia sugiere que las ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) también son presas de la 'canción del verano'. El trabajo, que se publica en la revista Current Biology, ', muestra cómo los machos de esta especie de ballena cantan la misma melodía en las épocas de apareamiento.

Los investigadores han descubierto que en cualquier momento dado dentro de una población, los machos de ballena jorobada cantan todos la misma melodía de apareamiento. Pero el patrón de la canción cambia a lo largo del tiempo, las versiones nuevas y aparentemente más 'pegadizas' de la canción se extienden de forma repetida por el océano, casi siempre viajando de oeste a este.

Según explica Ellen Garland, responsable del estudio, "nuestros descubrimientos revelan un cambio cultural a gran escala". Múltiples canciones se mueven como "ondas culturales de una población a otra, haciendo que todos los machos cambien su canción a la nueva versión". Es la primera vez que un intercambio cultural entre poblaciones a gran escala como este se documenta en cualquier especie distinta a los humanos, añade Garland.

Los investigadores realizaron el descubrimientos mientras buscaban patrones en las canciones de ballenas registradas de seis poblaciones vecinas del Océano Pacífico durante una década. Su análisis reveló un patrón de transmisión cultural a medida que las canciones de las ballenas se extendían de Australia a la Polinesia francesa a lo largo de dos años.
Las canciones, recogidas en la revista Wired pasaban de unos machos a otros gracias al 'boca a boca'.
"Las canciones comenzaban en la población que migra hacia la costa este de Australia y después se trasladaban, sólo las canciones y probablemente no las ballenas, por todo el recorrido hasta la Polinesia francesa en el este. Las canciones primero las aprendían los machos en el oeste y después eran aprendidas de forma gradual repetidamente a lo largo de la gran región", añade Garland.

De hecho, sólo una canción se movió hacia el oeste durante el periodo de estudio. La investigadora explica que el casi exclusivo movimiento de canciones hacia el este podría deberse a los diferentes tamaños de población, dado que la población de la costa este de Australia es muy grande en comparación con el resto de áreas. Los investigadores sospechan que un pequeño número de machos se mueven a otras poblaciones, llevando consigo sus canciones, o que las ballenas de las poblaciones cercanas escuchan las nuevas canciones mientras nadan juntas en migración.

La mayoría del tiempo las canciones contienen algún material de años previos mezclado con algo nuevo. "Es como si se mezclara una canción antigua de los Beatles con algo de U2. Ocasionalmente eliminan por completo la canción presente y comienzan a cantar una nueva melodía", indica Garland.

Una vez que surge una nueva canción, todos los machos parecen cambiar rápidamente su tonada. Estas canciones generalmente ascienden al 'número 1 de la lista' en el curso de una estación reproductiva y suelen desvanecerse al final de ella.

La investigadora señala que se desconoce por qué las canciones de las ballenas jorobadas se extienden de esta manera. De hecho, se desconoce por qué cantan las ballenas. La canción es probablemente una conducta para el apareamiento pero se desconoce el principal efecto que causa para atraer a las hembras o repeler a los machos rivales.

"Creemos que esta búsqueda masculina de la nueva canción esconde la esperanza de ser un poco diferente y quizás más atractivo para el sexo opuesto. Esto se contrarresta con la urgencia de cantar la misma melodía, por la necesidad de adaptarse", concluye Garland.






Comunicacion entre ballenas por raulespert



http://www.sos-oceanos.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada