Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

domingo, 26 de junio de 2011

LA CONTAMINACIÓN NO DA TREGUA AL GOLFO DE MÉXICO

Zona hipóxica en el golfo de México. (Foto: NASA/N. Rabalais,Lousiana Universities Marine Consortium)






























La zona hipóxica del golfo de México será la más grande que se haya registrado debido a las fuertes inundaciones del río Mississippi esta primavera, pronostica un grupo de científicos del Consorcio Marino de Universidades, la Universidad del Estado de Louisiana y la Universidad de Michigan, respaldado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).
El pronóstico se basa en los ingresos de nutrientes del río Mississippi que compila anualmente el Servicio de Geología de Estados Unidos (USGS).
Los científicos calculan que el área podría medir entre 8.500 y 9.421 millas cuadradas (13.687,6 y 15.170,7 kilómetros cuadrados) o un área equivalente a New Hampshire. Si llega a esos niveles, será el área más grande desde que comenzó el mapeo de la “zona muerta” en el golfo, en 1985. La mayor zona hipóxica medida hasta la fecha ocurrió en 2002 y abarcó más de 8.400 millas cuadradas (13.526,6 kilómetros cuadrados).
La superficie promedio en los últimos cinco años fue de aproximadamente de 6.000 millas cuadradas (9.661,84 kilómetros cuadrados) de aguas afectadas, mucho más que las 1.900 millas cuadradas (3.059,58 kilómetros cuadrados) que es el objetivo establecido por el Grupo de Trabajo de Nutrientes de la Cuenca del Río Mississippi/Golfo de México. Esta colaboración entre la NOAA, el USGS y científicos de las universidades facilita la compresión de los vínculos entre las actividades en la cuenca del río Mississippi y los impactos en el norte del golfo de México.
La información a largo plazo sobre las cargas de nutrientes y la extensión de la zona hipóxica mejoraron los modelos de pronósticos que utilizan las agencias de administración para comprender la necesidad de disminuir el vertido de nutrientes para reducir el tamaño de la zona hipóxica.
La hipoxia es causada por la contaminación excesiva de nutrientes -en general provenientes de las actividades humanas, como la agricultura-, que provoca que haya muy poco oxígeno para mantener la mayoría de la vida marina en el fondo y en las aguas más profundas. La zona hipóxica de la costa de Louisiana y Texas se forma cada verano y pone en peligro la valiosa pesquería comercial y deportiva del golfo.
En 2009, el valor en muelle de las pesquerías comerciales en el golfo fue de USD 629 millones. Y casi tres millones de pescadores deportivos aportaron más de USD 1.000 millones a la economía del golfo, con 22 millones de viajes de pesca.
“Este pronóstico ecológico es un buen ejemplo de la ciencia aplicada de la NOAA”, dijo Jane Lubchenco, subsecretaria de comercio para océanos y atmósfera y administradora de la NOAA. “Si bien no hay certezas con respecto al tamaño, la posición y la aparición de la zona hipóxica este año en el golfo, los modelos de pronóstico en general coinciden en que la hipoxia será mayor que la vista en los últimos años”, agregó.
Durante mayo de 2011, las tasas de flujo de los ríos Mississippi y Atchafalaya fueron casi el doble de las condiciones normales. Esto aumentó de manera significativa la cantidad de nitrógeno transportado por los ríos hacia el golfo.
Según los cálculos del USGS, los ríos Mississippi y Atchafalaya transportaron 164.000 toneladas de nitrógeno hacia la zona norte del golfo. La cantidad de nitrógeno transportado al golfo en mayo de 2011 fue un 35% más que el promedio de carga de nitrógeno de mayo calculado en los últimos 32 años.
“La red de monitoreo y los modelos del USGS para la calidad y cantidad de agua nos ayudan a ‘conectar los puntos’ para observar cómo el aumento del flujo de nutrientes en la cuenca del Mississippi durante una inundación histórica de primavera afecta la salud del océano a muchos cientos de millas de distancia”, dijo Marcia McNutt, directora del USGS. “Este trabajo sobre la hipoxia en el golfo es un gran ejemplo del trabajo en equipo entre la NOAA y el USGS para trabajar en agua y tierra, sin distinción de fronteras”, aseveró.
El tamaño real de la zona hipóxica de 2011 se dará a conocer después de un estudio de monitoreo de la NOAA, con el apoyo dirigido por el Louisiana Universities Marine Consortium, entre el 25 de julio y el 06 de agosto.

Gráfico: Medición del tamaño a largo plazo de la zona hipóxica del golfo de México con el pronóstico para 2011. El color gris oscuro representa el rango del pronóstico en conjunto.
Imagen superior derecha: Sediment from the Mississippi Floods june24,2011


Enlaces: http://www.ncddc.noaa.gov/website/Hypoxia/viewer.htm



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada