Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

miércoles, 19 de junio de 2013

Evidencia de una nueva zona de subducción activa






Imágenes NOAA / NGDC de la edad cortical atlántica del fondo del océano.(Credit: Mr. Elliot Lim and Mr. Jesse Varner, CIRES & NOAA/NGDC)

 

La evidencia de una nueva zona de subducción activa en la costa de Portugal ha captado el interés de geólogos ansiosos de presenciar el comienzo de un gran cambio continental que está en su etapa preliminar.


En el transcurso de unos 20 millones de años, la zona de subducción será responsable de la compresión del océano Atlántico cuando la Europa continental se mueva más cerca de América del Norte. Geólogos de la Universidad de Monash descubrieron evidencia de que un margen pasivo - un área a lo largo de una costa donde está teniendo lugar una colisión o subducción - se está convirtiendo en activo. El hallazgo permitirá a los geólogos observar el comienzo de un cambio tectónico, al igual que los biólogos pueden observar al feto en crecimiento desde la etapa embrionaria en adelante.
"Lo que hemos detectado son los inicios de un margen activo, como una zona de subducción "embrionaria", dijo João Duarte, autor principal del estudio de la nueva zona de subducción, que fue descubierta después de una cartografía del fondo del mar en el margen suroeste de la placa Ibérica que reveló una fractura, lo que indica actividad tectónica.

 Subduction Zone
  (Photo : U.S. Geological Survey )

Los márgenes activos son comúnmente vistos en actividad tectónica, como terremotos, volcanes y formación de montañas que incluyen el choque de una placa continental contra una placa oceánica.
"La significativa actividad sísmica, incluyendo el terremoto de 1755, uno de los peores en la historia del mundo, que devastó Lisboa matando a entre 10.000 y 100.000 personas, indicaba que puede haber movimiento tectónico convergente en la zona. Por primera vez hemos sido capaces de proporcionar no sólo evidencias de que este es el caso, sino también un constante mecanismo de conducción", dijo Duarte.
La subducción "embrionaria" podría indicar el comienzo de una nueva fase del ciclo de Wilson - donde los movimientos de las placas separan supercontinentes y océanos abiertos, hasta estabilizarlos para formar nuevas zonas de subducción, que cerrarán los océanos y llevarán a juntarse de nuevo a los continentes dispersos.


  Monografias.com
La ruptura y reformación de supercontinentes se cree que ha pasado en la Tierra por lo menos tres veces en los últimos cuatro mil millones de años. El último supercontinente fue Pangea, que se formó hace unos 300 millones de años. En este caso, la subducción Ibérica puede acercar gradualmente Iberia hacia los Estados Unidos en aproximadamente 220 millones de años.

Los resultados, publicados en la revista Geology, muestran que existe una compleja interacción entre las placas euroasiática, africana y de América del Norte que podrían hacer que la Ibérica y América del Norte se juntasen.
El océano Atlántico se está haciendo más ancho en la Cordillera del Atlántico, un límite de placa divergente que empuja el Viejo y el Nuevo aparte a un ritmo de alrededor de 2,5 cm por año. Esta cordillera se situa a lo largo de lo que fue el centro del supercontinente Pangea, hace 180 millones de
años.


 Photo: João Duarte

A pesar de que el nuevo margen activo está empezando a mostrar la actividad, Duarte dice que el sitio proporcionará datos que ayudarán a refinar los modelos geodinámicos actuales.
"La comprensión de estos procesos sin duda proporcionará nuevos conocimientos sobre cómo pueden haberse iniciado las zonas de subducción en el pasado y cómo comienzan a cerrarse los océanos", dijo Duarte.

Artículo científico: Are subduction zones invading the Atlantic? Evidence from the southwest Iberia margin
Fuente: http://www.natureworldnews.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada