Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

martes, 1 de junio de 2010

SOBRE LA CACERÍA DE BALLENAS

Australia ha anunciado que iniciará una acción legal ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, para que Japón cese la matanza de cientos de ballenas por año alegando motivos científicos. El ministro australiano de Relaciones Exteriores, explicó que su Gobierno no logró encontrar una solución diplomática a este problema, a pesar de las discusiones en la Comisión Internacional Ballenera (IWC, según su nombre en inglés).

El mes pasado, la IWC adoptó un compromiso proponiendo que se permita la caza de ballenas a Japón, Islandia y Noruega con el compromiso de que la diminuirán "significativamente" en diez años. Australia se opuso firmemente a este compromiso, que fija en 410 el número de ballenas que serán cazadas en la próxima temporada -después de 500 este año- y en 205 en la temporada 2015-2016.
Nueva Zelanda también esta examinando una acción contra Japón en la CIJ.
El ministro de Protección del Medio Ambiente australiano dijo textualmente en un comunicado "Queremos que termine la matanza de ballenas en nombre de la ciencia en el Océano Austral".

La Comisión Ballenera Internacional se estableció bajo la Convención Internacional de Regulación Ballenera, la cual fue firmada en Washington D.C. el 2 de diciembre de 1946. Actualmente es el principal organismo internacional que regula la cacería de ballenas. En 1982 la CBI (IWC) determinó el fin de la caza comercial, a través de una moratoria internacional sobre la caza de ballenas, la que se hizo efectiva en la temporada 1985-1986. Mientras Islandia y Corea del Sur usaron el reglamento para conseguir permisos especiales, Japón, Noruega y la Unión Soviética desafiaron la decisión al continuar cazando.El artículo VIII de la CBI permite la captura con fines científicos.

Valiéndose de esta excepción, Japón finalmente reconoce la prohibición comercial, pero inicia la caza científica. Japón caza unas 400 ballenas al año. Se requiriere una mayoría del 75% de los países miembros para revocar la medida.

La CBI está conformada por 88 países miembros. Dentro de los países miembros de la CBI hay dos posturas: los países que buscan proteger y conservar a los cetáceos y aquellos países que promueven la caza controlada para uso comercial, como son Noruega, Islandia y Japón.

La CBI ha tenido tres comités: el científico, el técnico y el de finanzas y administración. Un nuevo comité surgió en 2004, el de conservación. También están los subcomités de la Comisión que vigilan la subsistencia de la cacería tradicional y las infracciones, entre otros problemas. La Comisión impulsa, coordina y crea fondos para la investigación de ballenas, publica los resultados de investigación científica y promueve estudios en temas relacionados como evitar la brutalidad en las operaciones de matanza ballenera. Se reunen todos los años. Este año la reunión se celebrará en Agadir (Marruecos),este mes de junio.

En febrero pasado la organización ecologista International Fund for Animal Welfare (IFAW) denunció desde Canadá que la CBI planeaba volver a legalizar la caza de ballenas.
A cambio de legalizar de nuevo la caza durante al menos diez años, el grupo de trabajo sobre el futuro de CIB propone que se reduzca la cifra total de ballenas cazadas cada año. La propuesta presentada por la CBI será evaluada en la reunión de Agadir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada