Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Las aguas de Baleares son un hábitat fértil para la cría de atún




Un estudio realizado a lo largo de diez años por investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha concluido que en aguas de Baleares, además del atún rojo, crían todas las especies de túnidos del Mediterráneo y ha determinado los parámetros que favorecen la puesta de huevos.

El estudio liderado por el IEO y publicado recientemente en la revista "Progress in Oceanography" revela los factores que hacen de las aguas de las islas Baleares el lugar predilecto del atún rojo para desovar, lo que permitirá conocer cuál será la distribución más probable de las zonas de puesta en el futuro, según ha informado la institución científica en un comunicado.

Un equipo de investigadores liderado por el científico del Centro Oceanográfico de Baleares Francisco Alemany, ha llevado a cabo este proyecto para caracterizar el hábitat de puesta del atún rojo y de otros túnidos en las aguas de las islas Baleares.

El trabajo se basa en el análisis de la información obtenida a lo largo de una década, en cinco campañas oceanográficas desarrolladas durante la época de puesta de esta especie en aguas del archipiélago balear.

En cada campaña se cubrieron unas 200 estaciones de muestreo distribuidas regularmente por todo el mar Balear, realizando en todas ellas perfiles hidrográficos, toma de muestras de agua para determinar los parámetros físico-químicos a distintas profundidades, y diversos tipos de pescas de plancton, dirigidas unas al muestreo de las fracciones más pequeñas (micro y mesozooplancton) y otras orientadas a la captura de larvas de túnidos.

Lo datos han confirmado que Baleares es una de las principales áreas de puesta del atún rojo y del resto de grandes pelágicos que habitan en el Mediterráneo y han permitido conocer los factores que condicionan la distribución espacial de las zonas concretas de desove.

Además se ha averiguado en qué medida diversos parámetros ambientales, como la temperatura, influyen en el crecimiento y por tanto en las posibilidades de supervivencia de las larvas.

Durante las campañas se han identificado larvas de todas las especies de túnidos citadas en el Mediterráneo: atún rojo (Thunnus thynnus), albacora (Thunnus alalunga), melva (Auxis rochei), bacoreta (Euthynnus alleteratus), bonito (Sarda sarda) e incluso el tropical listado (Katsuwonus pelamys).

Al analizar la distribución espacial de larvas de atún rojo en relación a las condiciones hidrográficas imperantes cada año, se ha observado una mayor concentración donde confluyen aguas superficiales menos salinas de reciente origen Atlántico, que alcanzan las islas Baleares desde el mar de Alborán, y las residentes mediterráneas.

Las zonas de interacción entre aguas atlánticas y mediterráneas en el mar Balear reúnen las condiciones físico-químicas idóneas para que las larvas se desarrollen con éxito.

El análisis de la proporción entre ADN y ARN y del crecimiento diario de las larvas mostraron una mejor condición y mayores tasas de crecimiento durante el año más cálido de la serie, hecho que podría constituir la causa de la relación entre periodos cálidos y mayor abundancia del stock que se había detectado.

A partir del estudio se están elaborando diversos modelos que permitirán conocer la distribución más probable de las zonas de puesta en función del escenario hidrográfico de cada año y también estimar la supervivencia de las sucesivas cohortes anuales, las tendencias del stock reproductor e incluso predecir la posible evolución en hipotéticos escenarios climáticos futuros.

En esta nueva fase del proyecto colaboran expertos de otras instituciones como la Universidad de Bergen (Noruega), el Instituto Nacional de Investigación Atmosférica y Oceánica de EE.UU. (NOAA), diversas universidades de este país e instituciones españolas como el CSIC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada