Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

jueves, 1 de julio de 2010

GIGANTESCO ANTEPASADO DE CACHALOTE HALLADO EN PERÚ



La revista Nature ha publicado un artículo sobre un importante hallazgo sobre la vida en lo océanos :un equipo internacional de paleontólogos ha encontrado en el desierto en el sur de Perú el cráneo y la mandíbula de un gigantesco y fiero antecesor de los cachalotes modernos, que vivió hace entre 12 y 13 millones de años y devoraba ballenas.
El fósil fue descubierto en 2008 en el desierto Pisco-Ica (en el sur de Perú) por Klaas Post, curador de fósiles de mamíferos del Museo de Historia Natural de Rotterdam, el trabajo de preparación en laboratorio y de descripción ha sido arduo y ha contado con la participación de investigadores de los museos de historia natural de París, Pisa, Lima y Bruselas y de la Universidad de Utrecht.

Los paleontólogos dedujeron a partir de su cráneo y su mandíbula, de más de 3 metros, que medía alrededor de unos 17 metros.

Leviatán, como la bautizaron, fue una feroz ballena de gigantes dientes que vivió hace 12 millones de años y era capaz de capturar presas de hasta 8 metros de largo con sus poderosas mandíbulas y desgarrarlas rápidamente.

Sus dientes eran más del doble de grandes en longitud y diámetro que los de la especie que habita los océanos en la actualidad, y además los tenía en la mandíbula de arriba y en la de abajo.

Según Christian de Muizon, director del Museo de Natural de París, los ejemplares de esta especie se alimentaban de marinos como delfines, focas e incluso otras .

Añadió que al mismo tiempo en las mismas aguas había otro gran depredador, eltiburón gigante de 15 metros de largo, y posiblemente ambos se enfrentaron en feroces batallas.

Los paleontólogos creen que los cambios en el ecosistema le obligaron a modificar sus hábitos alimenticios hasta convertirse en una especie mucho menos voraz.

Este fósil único permanecerá en el Museo de Historia Natural de Lima, pero a finales de este año se exhibirá una reconstrucción en el Museo de Historia Natural de Rotterdam.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada