Colabora con Sos Oceanos

¿Cómo puedes ayudar a SOS OCEANOS?
Hazte socio de la organización SOS OCEANOS o realiza una donación, de esta forma nos estás ayudando a seguir defendiendo y protegiendo los Mares y Océanos.
Puedes ponerte en contacto en info@sos-oceanos.org

Organización sin ánimo de lucro SOS OCEANOS número registro nacional 533963, NIF G76050137.

miércoles, 28 de julio de 2010

LAS BALLENAS DESDENTADAS SON CAPACES DE OLER


Las ballenas sin dientes son capaces de olfatear su comida
Según los resultados de una investigación que difunde la revista Marine Mammal Science, las ballenas desdentadas contrariamente a lo que se creía si pueden sentir los olores.
Las ballenas sin dientes pertenecen al grupo" Mysticeti", se alimentan de plancton formado por pequeñísimos organismos marinos, vegetales y animales,filtrando el agua a través de sus barbas a cada lado del paladar. Cuando toman un gran bocado presionan su lengua contra el paladar para poder expulsar el agua. Las barbas actúan como colador, deteniendo el plancton que después tragan. A este grupo pertenecen las ballenas francas, las ballenas de Groenlandia, los rorcuales , las yubartas, las ballenas grises y las ballenas pigmeas o ballenas francas enanas .
Las especies de cetáceos estudiados como orcas, delfines y cachalotes no disponen de los componentes anatómicos indispensables para el olfato, como los nervios y células receptoras olfativas, por lo que se pensaba que ninguna ballena podía oler.
Investigadores del Colegio de Medicina de la Universidad del Noreste de Ohio, en colaboración con expertos de Japón y Alaska descubrieron que estos cetáceos poseen estructuras olfativas unidas al hocico y al cerebro, así como receptores de proteínas necesarios para oler.
El profesor Hans Thewissen del Colegio de Medicina de la Universidad del Noreste de Ohio señala que las ballenas como la de Groenlandia poseen la capacidad de, no tan solo olfatear, sino también de retener los olores. El sentido del olfato de las ballenas salió a la luz cuando unos científicos disecaron sus cuerpos y encontraron órganos olfativos uniendo el hocico y el cerebro, así como los receptores de proteínas necesarias para el olfato. Las ballenas habían sido llevadas a tierra firme en el marco de la caza de subsistencia bianual de la comunidad aborigen Inupiat a lo largo de la costa norte de Alaska, y al equipo el profesor Thewissen se le permitió diseccionar las cavidades del cerebro, para evaluar qué proporción del cráneo de la ballena de Groenlandia está lleno.
A diferencia de otras ballenas, las desdentadas tienen fosas nasales separadas, por lo que es posible que puedan identificar la procedencia de un olor específico. Los científicos creen que las ballenas de Groenlandia sí huelen el krill, su alimento favorito, gracias una estructura parecida a la de animales con un sentido del olfato desarrollado.
La contaminación de las aguas que disfraza los olores del océano podría afectar el sentido del olfato de estos animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada